Muchos estudios avalan la eficacia del uso de la realidad virtual en la psicoterapia.

Durante la sesión, la monitorización y el control son realizados por el terapeuta a través de una interfaz mientras interactúa con el paciente que está siendo expuesto al estímulo.

Su uso se basa en una terapia de exposición virtual inmersiva, combinada con técnicas psicoterapéuticas destinadas a reducir la activación fisiológica y modificar los pensamientos maladaptivos.

La calidad inmersiva percibida por el paciente es muy superior a otros recursos menos sofisticados y normalmente utilizados por los terapeutas, ya sea foto, vídeo o audio.

Facilitar y fomentar la inducción de emociones, reacciones de pensamientos que son similares a una exposición real, aumenta el potencial terapéutico de la herramienta.

Para ir más allá en la validación empírica de nuestros entornos virtuales, estamos colaborando con instituciones de referencia en el área de salud mental para investigación y proyectos y estudios clínicos.

 

Aquí hay una breve demostración del contenido que podemos usar para usted.

 

Elige la fecha que prefieras para que podamos organizar una sesión.

[we_calendar defaultdate=»» cat=»» view=»» viewas_button=»month,agendaWeek,basicDay,listYear»]